anuncio


EVALUACIÓN DE PATRONES DE POSTURA Y MOVIMIENTOS - Pediatría

EVALUACIÓN DE PATRONES DE POSTURA Y MOVIMIENTOS

Es de suma importancia la observación de la postura y de los movimientos que presentan los bebés desde el momento en que tomamos contacto con ellos.

Cuando un niño entra a la sala de terapia en brazos de su madre, mostrando una posición floja, con las extremidades que caen sueltas y pendulantes al ritmo de la marcha de mamá. La cabeza permanentemente apoyada en el brazo que lo sujeta, etc., etc. nos está indicando que estamos en presencia de un posible caso de hipotonía generalizada¸ asociada probablemente a un cuadro de Retraso del Desarrollo Psicomotor. Por otra parte si vemos que el menor ingresa con una hiperextensión de cuello, extremidades superiores en flexión con manos empuñadas y pulgares aducidos e incluidos dentro del puño, las extremidades inferiores en extensión con equino de pies, etc., esto nos está mostrando la presencia de un posible menor con daño cerebral severo portador de una hipertonía extensora importante. En ambos casos estas hipótesis serán comprobadas con la evaluación detallada a realizar posteriormente. Se debe tener entonces paciencia en la observación y prudencia en la interpretación de los datos obtenidos. Si el niño ingresa caminando, pero la marcha es con triple flexión de extremidades inferiores (centro de gravedad descendido), con entrecruzamiento de rodillas, las extremidades superiores están abducidas parcial o totalmente su apariencia nos está indicando una posible diparesia espástica en donde la posición de las extremidades superiores es para mantener el equilibrio. Si por otro lado ingresa un menor con una marcha claudicante al lado derecho, y la postura y movimientos de dicho lado se observan tensos y en “bloque”, con poca dinámica o soltura entre sus partes o segmentos, estaríamos probablemente en presencia de un cuadro de Hemiplejia o Hemiparesia derecha.

Los siguientes son algunos de los puntos a tener en cuenta en la evaluación:



a) REFLEJO TONICO CERVICAL ASIMÉTRICO: Estando El niño en decúbito dorsal, al girar la cabeza hacia un costado se produce un movimiento particular de los miembros: Las EESS adoptan una postura de “espadachín”, en donde la extremidad que está al mismo lado de la nuca se mueve hacia una ABD y Rot Ext de hombro, con Flex y Supinación de codo y Flex de muñeca y dedos mientras la extremidad que da hacia el lado facial se mueve hacia la ABD y Rot Ext de hombro (a veces no muy marcado), extensión y supinación de codo, muñeca y mano pueden estar en leve flexión. Una variante en este patrón es la posición de los antebrazos y manos, en donde los primeros van a la pronación y las manos adoptan una flexión y puño intenso con pulgar aducido e incluido dentro del puño. Esta variante se produce cuando hay una lesión del S.N. Central. Las extremidades inferiores en ambos casos realizan un movimiento de extensión de la extremidad del lado al cual el niño está mirando (extremidad “facial”), pero esta respuesta puede no estar presente. Esta postura es normal hasta los tres meses de vida y aparece en forma inconstante entre los tres y seis meses. Luego de este período está ausente.


b) REFLEJO EXTENSOR DE CUELLO (o columna en general): Es una hipertonía de la musculatura extensora de cuello y/o columna en gral. Se observa cuando el niño está de espalda (supino) apareciendo un espacio entre la nuca y los hombros , es decir la columna cervical y parte alta de la dorsal no tocan el plano de la cama como lo es normalmente. A veces, aunque el menor esté en reposo, hay una hipertonía permanente y de gran intensidad de extensores de cuello haciendo que el niño no pueda permanecer de espalda sino que cae al decúbito lateral con una franca hiperextensión de columna cervical (o de columna total cuando la extensión compromete a toda la columna. A esto se le conoce como Opistótono).

c) CIERRE PERMANENTE DE MANOS: Los recién nacidos y durante el primer mes de vida tienen generalmente los puños cerrados . Sin embargo, si duermen o están tranquilos sus manos se abren y cierran espontáneamente. A partir de los dos meses las manos permanecen generalmente abiertas. Al dormir las manos se relajan.

d) SIMETRÍA DE LA POSTURA Y DE LAS EXTREMIDADES: Si se mantiene la cabeza en la línea media, para no estimular el reflejo tónico cervical asimétrico, ambas extremidades, ya sea superiores o inferiores debieran estar en una posición simétrica. Una diferencia permanente en la actitud postural puede indicar una asimetría del tono pasivo.


e) PARÁLISIS FACIAL: Es más visible cuando el niño llora. El lado afectado permanece inexpresivo, la boca se ve atraída hacia el lado sano, mientras que el ojo afectado no se cierra completamente durante el sueño.


f) MOTILIDAD ESPONTÁNEA: Movimientos Normales: Se evalúa de preferencia en posición supino. Hay que observar la velocidad, intensidad y calidad de los movimientos. Por ejemplo, los movimientos normales son más armoniosos, fluidos y variados, en cambio los anormales son mas “robóticos” (tiesos), esteriotipados (siempre repiten el mismo patrón motor), incoordinados y/o involuntarios, estos últimos pueden ser de mayor amplitud en parámetros que no son los normales (rangos poco prácticos o habituales), o bien son de tipo torsión, reptantes, es decir el movimiento se ejecuta con una rotación axial de toda la extremidad.

Una motilidad normal se caracteriza por movimientos de velocidad, frecuencia e intensidad medios

La motilidad anormal puede ser de los siguientes tipos:

· La motilidad puede ser pobre: velocidad lenta, débil intensidad, escasos movimientos como en niños que sufren hipotonía.

· La motilidad puede ser excesiva: velocidad elevada, movimientos muy intensos y en cantidad excesiva.

· La motilidad puede ser asimétrica: cuando los movimientos espontáneos o respuestas motoras reflejas de un hemicuerpo son escasos o ausentes en relación al lado opuesto.

· La motilidad puede ser con estereotipos: son movimientos de las extremidades que se repiten incansablemente de manera idéntica, por ejemplo, movimientos de circunducción de hombro o de pedaleo con las EEII.

Otros Movimientos Anormales pueden aparecer de manera transitoria o permanentemente:

Temblores continuos: (gran frecuencia – baja amplitud) Los recién nacidos presentan un temblor normal de las extemidades y el maxilar inferior cuando presentan llanto o tienen hambre. Si este temblor es permanente en ausencia de llanto o manipulación podría pensarse que se está en presencia de algún trastorno neuromotor.

Salvas de Movimientos Clónicos: (baja frecuencia – gran amplitud) Son normales luego de estimular el reflejo de Moro, o durante la motilidad espontánea de las primeras horas de vida. Si se mantienen en el tiempo o se repiten con mucha frecuencia se debe tomar nota de ellos.

g) PATRONES DE POSTURA ANORMALES: Son aquellas posturas que están presentes tanto en el reposo como en actividad. Varían según el grado y ubicación de la lesión del sistema nervioso central. Por ejemplo una lesión moderada de corteza motora derecha se nos mostrará con una extremidad superior izquierda en aducción y rotación interna de hombro, codo en flexión y antebrazo pronado, muñeca en flexión y mano empuñada.

Una lesión de tronco cerebral se nos puede manifestar con una postura de EESS en Rotación externa de hombro, con codo y muñeca en flexión y antebrazo en pronación, mano empuñada con pulgar incluido.

Otra postura habitual es la de extremidades inferiores en hiperextensión con rotación interna de caderas y equino de pie. Estas posturas

anuncio

Bookmark the permalink. RSS feed for this post.

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.

Buscar

Swedish Greys - a WordPress theme from Nordic Themepark. Converted by LiteThemes.com.