anuncio


Definición: TONO Muscular

Se conoce como tono muscular al estado permanente de contracción parcial, pasiva y continua de los músculos. Se trata del estado de reposo de los músculos que ayuda a mantener la postura corporal acorde para cada movimiento.

El tono muscular se reduce mientras dormimos debido a la relajación, y vuelve a incrementarse en la vigilia. El reflejo miotático y las diversas unidades motoras son necesarias para que los músculos puedan regular y mantener el estado de reposo.

El estado de contracción también depende de impulsos nerviosos inconscientes. Ante un tirón, por ejemplo, la tensión muscular se incrementa de manera automática para que el cuerpo mantenga el equilibrio y como forma de protección ante el peligro.

Cabe resaltar que el mantenimiento del tono muscular no requiere de esfuerzos, ya que se regula mediante la actividad inconsciente del sistema nervioso.

Evolución del Tono Muscular

Al nacer, presencia de una hipertonía fisiológica de las extremidades, debido a la posición fetal, por ese motivo presenta una postura característica en flexión de los brazos y las piernas. Entre los 2 a 6 meses se da una disminución el tono muscular empezando de la cabeza y siguiendo por los brazos, lo que le permite una mayor libertad de movimiento de estas partes. A los seis meses se produce un aumento del tono del tronco permitiendo la incorporación de la posición sentada. Llegando al año, el tono muscular del cuello, columna y miembros inferiores se encuentran lo suficientemente desarrollados para dar inicio a la posición de pie. Es a partir del año, que el control del tono se irá incrementando obteniendo mayor control en la postura para finalmente lograr el control total de su cuerpo entre los 8 y 10 años, cuando el tono muscular se encuentra completamente desarrollado.

Importancia del Tono Muscular
Permite una adecuada succión y masticación, necesarias para la alimentación del niño desde el nacimiento.
Facilita la emisión de sonidos, base para el desarrollo del habla y el lenguaje.
Estimula los músculos faciales, permitiendo la realización de gestos y muecas, que son medios para expresar emociones.
Posibilita la elevación de los párpados y la movilidad de los ojos, necesarios para la exploración del entorno y más adelante para la lectura.
Es indispensable para adquirir las posturas y los movimientos necesarios que llevan al logro de la marcha.
Permite una evolución adecuada de la lectoescritura.
Por tratarse de una función cognitiva, se encuentra íntimamente ligada a la atención, por lo tanto influye en los procesos de aprendizaje.



Alteraciones del Tono Muscular
Entre los trastornos más comunes tenemos la Hipotonía y la Hipertonía. La Hipotonía es la disminución del tono muscular, aquí los músculos mantienen un estado de flacidez, mientras que la Hipertonía es todo lo contrario, el aumento anormal del tono muscular que produce un estado de rigidez en los músculos.

El tono muscular: se evalúa pidiendo al paciente que se relaje. Hay que palpar los músculos de las extremidades para ver si el tono corresponde a la condición de normalidad o hay algún defecto. El
paciente puede presentar hipertonía muscular o hipotonía muscular (en lesiones de la primera neurona motora y segunda neurona motora respectivamente, aunque no son las únicas condiciones que pueden producirlas).


anuncio

Bookmark the permalink. RSS feed for this post.

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.

Buscar

Swedish Greys - a WordPress theme from Nordic Themepark. Converted by LiteThemes.com.