anuncio


Osteocondritis de Sever o Enfermedad de Sever

Se denomina enfermedad de Sever, apofisitis posterior del calcáneo u osteocondritis calcánea a la inflamación e irritación del cartílago de crecimiento del hueso calcáneo que cursa con dolor localizado en el talón. Existen diversos factores que condicionan su desarrollo, tales como la edad, el exceso deportivo, la retracción de la musculatura posterior de la pierna o un calzado inadecuado. No obstante, con la colocación de una pieza elevadora de talón así como con reposo físico durante 2-3 semanas y terapia anti-inflamatoria, se resuelven la mayoría de los casos consultados en la bibliografía. Así mismo, se hace necesaria la planificación deportiva anual de los niños para evitar la aparición de esta patología.
Vía|  http://www.fisaude.com/podologia/biomecanica/enfermedad-de-server-ultimos-avances/resumen.html


¿Qué es la enfermedad de Sever?
La enfermedad de Sever se caracteriza por un dolor que aparece a nivel del talón sobre todo al realizar actividades físicas (caminar, correr, saltar...). Se conoce también con el nombre de apofisitis del calcáneo.

Es una de las causas más frecuentes de dolor del talón en el niño, especialmente entre los 10 y los 13 años, aunque también puede afectar a niños más jóvenes. La incidencia es mayor en niños, pero está aumentando en niñas. En un 60% de los casos el proceso es bilateral. 


¿Cuál es la causa de la enfermedad de Sever?
Esta enfermedad se produce porque los huesos de los niños están creciendo y pueden hacerlo de forma más rápida que otras estructuras como los tendones. Las áreas donde crecen los huesos, llamadas cartílagos de crecimiento, son relativamente débiles y pueden lesionarse con cierta facilidad. El tendón de Aquiles se une al hueso del talón, el calcáneo, muy cerca de uno de estos cartílagos de crecimiento, en un punto que llamamos apófisis o tuberosidad calcánea.

A veces el estiramiento fuerte y repetido del tendón de Aquiles sobre esta tuberosidad provoca la inflamación del cartílago de crecimiento vecino y la aparición de dolor. Esto pasa sobre todo en niños muy activos o que realizan deportes intensos que obligan a realizar saltos, a arrodillarse o a agacharse.

Edades de aparición, desarrollo y fusión del núcleo secundario de osificación del calcáneo


Por lo general, esta tensión se produce como consecuencia de actividades físicas y deportes que incluyen correr y saltar, especialmente aquellos que se realizan en superficies duras, como el atletismo, el baloncesto, el fútbol y la gimnasia. Incluso puede producirse por estar parado durante mucho tiempo, lo que ejerce presión constante sobre el talón. Los zapatos que no tienen un buen ajuste pueden contribuir a la afección al no proporcionar suficiente soporte o acolchado para los pies o al rozar la parte posterior del talón.

Si bien la enfermedad de Sever puede darse en cualquier niño, las probabilidades aumentan si se dan las siguientes condiciones:
  • pie pronado (pie que se tuerce hacia adentro al caminar), que provoca tensión y torsión del tendón de Aquiles y, por lo tanto, este tira con más fuerza del cartílago de crecimiento del talón
  • pie plano o cavo, que afecta el ángulo del talón dentro del pie, y esto provoca tensión y acortamiento del tendón de Aquiles
  • discrepancia en la longitud de las piernas (una pierna es más corta que la otra), que hace que el pie de la pierna corta se estire hacia abajo para llegar al suelo y, por lo tanto, tira del tendón de Aquiles
  • sobrepeso u obesidad, que ejerce presión relacionada con el peso sobre el cartílago de crecimiento

Diagnóstico
Por lo general, los médicos pueden diagnosticar la enfermedad de Sever en un niño en función de los síntomas referidos. Para confirmar el diagnóstico, es probable que el médico examine los talones y haga preguntas sobre el nivel de actividad y participación en deportes del niño. El médico también podría usar la prueba de compresión, que consiste en apretar la parte posterior del talón desde ambos lados a la vez para ver si causa dolor. También es posible que el médico le pida al niño que se pare en puntas de pie para comprobar si esta posición le causa dolor.

Si bien los exámenes por imágenes, como las radiografías, no suelen ser muy útiles para diagnosticar la enfermedad de Sever, algunos médicos los indican para descartar otros problemas, por ejemplo, una fractura. La enfermedad de Sever no puede observarse en una radiografía.

Tratamiento
El objetivo inmediato del tratamiento es aliviar el dolor. Dado que los síntomas suelen empeorar con la actividad, el principal tratamiento de la enfermedad de Sever es el reposo, que ayuda a aliviar la presión en el hueso del talón y, por consiguiente, a reducir la hinchazón y el dolor.



anuncio

Posted in . Bookmark the permalink. RSS feed for this post.

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.

Buscar

Swedish Greys - a WordPress theme from Nordic Themepark. Converted by LiteThemes.com.